Biología y habitats

Cada especie presentan hábitats definidos; en general y en el caso de la ciudad de Madrid, las cucarachas negras y más raramente la americana se encuentran colonizando el alcantarillado. Desde éste y aprovechando deficiencias en la higiene y/o conservación del saneamiento interior de los inmuebles, estos insectos podrían acceden al interior, afectando especialmente a cocinas, servicios-inodoros, sótanos, cuartos de maquinaria, etc..., en general, locales próximos o interconectados con los sistemas de pocería alcantarillado.

Sin embargo, las cucarachas rubias no se encuentran habitualmente en el alcantarillado. Su hábitat preferido son cocinas y locales (hostelería) donde encuentran las especiales condiciones de temperatura (calor) y humedad que requieren esta especie. 

Todas estos insectos tienen en común su elevada capacidad de reproducción (mucho más eficaz en el caso de las cucarachas rubias). Las hembras, depositan una cápsula conteniendo un número variable de huevos (ootecas). Este aspecto refuerza la idea de necesidad de detección y control eficaz lo más temprano posible. 

Pese a que algunas especies presentan alas bien desarrolladas, se trata de insectos incapaces de volar pero muy rápidos y ágiles en sus desplazamientos rastreros. Utilizan muy eficazmente las pequeñas grietas e imperfecciones en suelos, paramentos, para acceder y refugiarse en el interior de los locales que infestan, circunstancias ambas que complican asimismo su erradicación.

Insectos de metamorfosis incompleta, presentando los inmaduros (ninfas) una morfología similar a la de los adultos. Se trata de insectos de vida eminentemente nocturna. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar