Aspectos importantes a recordar con respecto a las garrapatas

  1. Se trata de arácnidos de ciclo biológico complejo, implicando a menudo fases de vida libre y varios hospedadores animales.
  2. Son animales cuya actividad está fuertemente influenciada por las condiciones climatológicas. En España las estaciones más problemáticas suelen coincidir con la primavera y el otoño, momentos en los que la humedad ambiental es mayor.
  3. Las garrapatas son animales parásitos que requieren picar al hombre o a otros animales (se alimentan de sangre). Adicionalmente, el proceso de picadura resulta mucho más lento, permaneciendo las garrapatas adheridas al hospedador largo tiempo. Esto explica su importante papel como vector o transmisor potencial de enfermedades.
  4. Las garrapatas son animales extraordinariamente resistentes y capaces, por ejemplo, de sobrevivir en condiciones de ayuno durante más de un año.
  5. En medio urbano y excepción hecha del caso de garrapatas de aves, su presencia resulta más infrecuente que en medio rural o forestal. En este contexto urbano, la garrapata más problemática es Rhipicephalus sanguineus (Garrapata Parda del Perro), cuya presencia se explica por la inadecuada desparasitación de mascotas (perros).
  6. El caso de las garrapatas de aves especialmente Argas reflexus, Garrapata de las Palomas, resulta de particular interés en medio urbano. Este parásito se encuentra (y puede picar a humanos) en edificios con nidos de palomas (ver documentos sobre prevención y control de plagas aviares).
  7. La mayoría de los casos de enfermedad humana ligada a garrapatas se producen por actividades al aire libre. Es el caso de la caza, senderismo, camping, etc. Este documento incluye recomendaciones encaminadas a la prevención y, en su caso, rápida detección y solución de estos problemas.
  8. Las garrapatas pueden transmitir enfermedades cuyo periodo de incubación es muy variables (3 días a varias semanas). Los síntomas de éstas resultan a menudo bastante imprecisos (fiebre, dolor de cabeza, etc.); adicionalmente, alguna de estas enfermedades pueden desembocar en graves secuelas si no se detectan y tratan adecuadamente, por ello:
    Notifique a su médico acerca de presencia de síntomas compatibles con antecedentes de picadura de garrapata. No resulta mala práctica el conservar (pequeño vial o frasco hermético con alcohol) las garrapatas retiradas del cuerpo. En caso de necesidad posterior, esto permite su identificación precisa por los servicios médicos.
  9. En caso de viajes internacionales, resulta de extrema importancia informarse acerca de las enfermedades prevalentes en ese país y de los riesgos asociados a exposición a artrópodos y otros problemas de sanidad (consumo de agua y alimentos, etc…). Ciertos destinos requieren de vacunación y de quimioprofilaxis (consumo de medicamentos preventivos) previos y, no seguir esas reglas básicas, puede suponer contraer una grave enfermedad o incluso la muerte. Para una más completa información: Centro Madrid Salud Internacional, c/ Montesa 22

Desde hace cierto número de años, los profesionales dedicados a la salud ambiental y a la prevención y al control de plagas vienen preconizando y aplicando importantes cambios en las estrategias de actuación. La mayor concienciación de los ciudadanos y de las administraciones en la protección del medio ambiente, la importancia creciente que está alcanzando  la salud ambiental, los avances técnicos y los nuevos descubrimientos científicos focalizan el control de plagas en:

  • Prevención versus tratamientos químicos.
  • Gestión del medio ambiente como medio de lograr compatibilidad entre poblaciones animales, hombre y salud pública.

En el pasado y hasta fechas relativamente recientes se hacía excesivo énfasis en la aplicación de plaguicidas como método de  lucha antivectorial. Con posterioridad se ha comprobado que los plaguicidas (biocidas en su denominación actual) pueden producir efectos colaterales que repercuten en la salud pública y en el medio ambiente (efectos residuales) y que por tanto deben ser utilizados racionalmente. Resulta importante por tanto señalar que el presente y el futuro del control vectorial deben estar basados en la prevención de las causas que favorecen la aparición de plagas. Se trata de eliminar o en su defecto reducir a niveles aceptables todos aquellos factores que pudieran favorecen la proliferación de plagas, todo ello enfatizando y priorizando las medidas de tipo higiénico y estructural mantenimiento preventivo y considerando la aplicación de los productos biocidas como recurso complementario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar