Certificado de eficiencia energética

Este certificado es un documento que contiene información sobre las características energéticas y la calificación energética de un edificio o de parte del mismo.

El objetivo de este documento es poner en conocimiento de los ciudadanos o las ciudadanas el consumo energético de sus hogares o locales  para que potenciales compradores o arrendatarios a la hora de elegir vivienda o local puedan saber cómo es de eficiente y hacerse una idea del gasto en energía que supondrá vivir o trabajar en ellos.

Para los contratos de compraventa o arrendamiento de edificios, locales o viviendas, el propietario o la propietaria deberá disponer del certificado de eficiencia energética para poder mostrarlo. Además:

  • En contratos de compraventa: el certificado original será puesto a disposición del adquirente.
  • En contratos de arrendamiento: bastará con entregar al arrendatario una copia del Certificado.

Dicho certificado tendrá una validez máxima de 10 años excepto cuando la calificación energética sea G, cuya validez máxima será de cinco años a partir de la fecha de inscripción en el registro, siendo el propietario o propietaria responsable de su renovación. El propietario podrá proceder voluntariamente a su actualización, cuando considere que existen variaciones en aspectos del edificio que puedan modificar el certificado de eficiencia energética.

El propietario elegirá al técnico competente para que emita el certificado y lo deberá presentar al órgano de la Comunidad Autónoma responsable para el registro de estas certificaciones, la Dirección General de Industria, Energía y Minas.

Estos certificados deben ser comunicados de forma telemática a la Comunidad de Madrid, que gestionará la correspondiente base de datos pública (Registro de los certificados de la eficiencia energética), para que los ciudadanos o las ciudadanas puedan realizar consultas. La tramitación de los certificados por la Comunidad de Madrid permitirá, además, que esta lleve a cabo un control de que todo el proceso se desarrolla con rigor y garantías.

El distintivo que va a permitir constatar que un inmueble cuenta con la correspondiente calificación energética es la 'etiqueta energética', que debe utilizarse en toda la publicidad para venta o alquiler de los inmuebles y además debe exhibirse en determinados edificios ocupados por las autoridades públicas y frecuentados habitualmente por el público. Esta etiqueta de eficiencia energética se podrá descargar en la página web de la Comunidad de Madrid, transcurridos dos días hábiles desde la comunicación del certificado de eficiencia energética.

Se excluyen de la necesidad de contar con el certificado:

a) Edificios protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, siempre que cualquier actuación de mejora de la eficiencia energética alterase de manera inaceptable su carácter o aspecto, siendo la autoridad que dicta la protección oficial quien determine los elementos inalterables.

b) Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años.

c) Edificios industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales, o partes de los mismos, de baja demanda energética. Aquellas zonas que no requieran garantizar unas condiciones térmicas de confort, como las destinadas a talleres y procesos industriales, se considerarán de baja demanda energética.

d) Edificios independientes, es decir, que no estén en contacto con otros edificios y con una superficie útil total inferior a 50 m2.

e) Edificios que se compren para su demolición o para la realización de grandes reformas (artículo 3.1.d de RD 390/2021).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar