La torre del homenaje

La torre del homenaje

Residencia de notables y posada de reinas

Los Zapata, siempre fieles a la Corona, prestaron su residencia de la Alameda para que fuera empleada por la justicia real como cárcel de varios personajes de la Corte caídos en desgracia. En 1580, estuvo preso en ella, tras unas desavenencias con el rey, don Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba, el famoso y temido gobernador de Flandes.

En 1622, la misma suerte corrió Pedro Téllez de Girón, III Duque de Osuna y virrey de Nápoles, quien acabó muriendo en su prisión de la Alameda. Sin embargo, el castillo fue también escenario de hechos menos luctuosos. En 1599, sirvió de acomodo de la reina Margarita de Austria antes de su entrada en Madrid tras su boda con Felipe III en Valencia.

Texto anterior: El puente sobre el foso.

Siguiente texto: El interior de un castillo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar