El recinto defensivo exterior

Recinto defensivo

La barrera o recinto exterior. Un sistema complejo con sucesivas barreras defensivas.

La defensa que ofrecía el foso era reforzada por un muro situado entre él y el edificio: la barrera. Sobre el muro, un adarve almenado protegía a los defensores y, en su frente, se abrían varias troneras o bocas de fuego. Además, en cada esquina se alzaba una torre de flanqueo desde la que poder disparar a los atacantes desde los lados o flancos en caso de que intentaran escalar la barrera.

Texto anterior: El interior del castillo.

Siguiente texto: La alameda.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar