¿Cómo mejorar la seguridad urbana en tiempos de crisis?

La actual pandemia de corona (COVID-19) es quizás la mayor crisis de nuestro tiempo. Para muchos de nosotros, la situación actual y las correspondientes medidas tomadas por las autoridades están alterando nuestra vida cotidiana y los espacios (públicos). Se espera que los ciudadanos en Europa y en todo el mundo permanezcan en casa (#yomequedoencasa) tanto como sea posible para aplanar la curva de infecciones.

Disminuir la propagación del virus y proteger las capacidades del sistema de salud no es el único desafío. Además de la salud pública, la crisis también tiene una implicación en la dimensión urbana y la seguridad en los espacios públicos. A medida que más países, regiones y ciudades están encerrados, la forma en que usamos y organizamos nuestros espacios públicos y privados cambia rápidamente.

Aunque la crisis y las medidas correspondientes están afectando la forma en que usamos y organizamos nuestros espacios, esto también podría brindar nuevas oportunidades. Albert Einstein dijo una vez "en medio de cada crisis, hay una gran oportunidad". Nos enfrentamos a un desafío y una elección importantes, ¿cómo podemos mejorar la seguridad de nuestros espacios (públicos) en tiempos de crisis?

Ahora depende de las autoridades y los ciudadanos decidir cómo lidiar con los desafíos actuales y convertirlos en oportunidades. Juntos creamos el futuro urbano y las formas en que usamos y organizamos (y aseguramos) nuestros espacios públicos.

Selección de buenas prácticas

Como Asociación de la Agenda Urbana para la Seguridad en los Espacios Públicos, nos gustaría contribuir al debate en curso en toda Europa proporcionando una selección de buenas prácticas y compartir este conocimiento como fuente de inspiración y esperanza. Antes de presentar las prácticas, es importante mencionar que la situación en cada país, región y ciudad es diferente. Las siguientes prácticas se basan en los aportes recibidos de algunos de los miembros de nuestra Asociación y presentan una visión general no exhaustiva (innovadora) de iniciativas y soluciones.

Estas prácticas se pueden agrupar en torno a:

  • Promover la cohesión social.
  • Fomentar el uso de espacios públicos.
  • Prevención de reuniones públicas y seguimiento del distanciamiento social.
  • Abordar la violencia doméstica
  • Protección de los grupos vulnerables.
  • Ocio por internet
  • Manejo de desinformación y noticias falsas.


Promover la cohesión social.

Durante esta crisis de salud, la promoción de la cohesión social parece ser ampliamente reconocida como importante, con el fin de involucrar a los ciudadanos y hacer que las comunidades y los espacios públicos sean más seguros y habitables.

En Mechelen, Bélgica, el municipio está ideando formas creativas para unir a las personas y mejorar la calidad de vida, a pesar de que la proximidad física es imposible. En el cuasi bloqueo, se introdujeron las llamadas "tarjetas de vecinos". Los ciudadanos pueden descargar estas tarjetas y entregarlas personalmente a sus vecinos ofreciendo ayuda. Por ejemplo, ayudar a los vecinos (en un grupo de riesgo) a hacer sus compras. El departamento de Política Social de las ciudades también lanzó una plataforma online de voluntariado donde las personas pueden inscribirse para ofrecer ayuda y mejorar el contacto social.

Del mismo modo, el municipio de Madrid, España, lanzó la campaña "Tiempo para la solidaridad de los vecinos" y una plataforma llamada "Madrid sale al balcón". Esta campaña llama a la solidaridad entre los vecinos para aliviar el aislamiento obligatorio de los hogares. La ciudad anima a cualquiera que quiera ayudar a sus vecinos mayores o discapacitados en tareas tales como retirar la basura, pasear al perro y comprar artículos esenciales.

Fomentar el uso de espacios públicos.

Los espacios públicos son generalmente abiertos y accesibles para los ciudadanos y resultan ser lugares populares para actividades al aire libre. Ahora que estas actividades o deportes se vuelven más difíciles, hay muchas soluciones creativas para  mantenerse activo y en forma.

En Bélgica, el gobierno y el Consejo de Seguridad Nacional animan a las personas a mantenerse activas y recomiendan actividades al aire libre, como caminar. Para apoyar esta directriz nacional, la Región Capital de Bruselas decidió mapear parques y espacios verdes por municipio. En su opinión, todos deberían poder disfrutar de espacios públicos (verdes) y tomar aire fresco. En este mapa, llamado Brussels Gardens, la gente puede encontrar parques, bosques y otras áreas verdes en la región de Bruselas. Esto permite a los alcaldes informar a los ciudadanos sobre la disponibilidad de estos espacios y garantizar la seguridad.

Prevenir reuniones públicas y seguimiento del distanciamiento social

En zonas urbanas densas, varias autoridades confían cada vez más en la tecnología para evitar reuniones públicas y controlar el distanciamiento social. Una de las principales tecnologías utilizadas son los drones, pero está claro que se necesita un enfoque integrado con acciones sobre el terreno.

En la ciudad de Niza, Francia, el municipio está utilizando drones para recordar e informar a las personas sobre cómo seguir las medidas restrictivas para evitar reuniones públicas y controlar el distanciamiento social. La ciudad de Niza utiliza drones en combinación con iniciativas sobre el terreno. Pequeños drones vuelan sobre el centro de la ciudad y las carreteras principales, transmitiendo mensajes como "están prohibidos los desplazamientos a menos que haya circunstancias excepcionales" o "por favor respete la distancia de seguridad". En toda Europa, cada vez más ciudades y regiones, como la Región Capital de Bruselas, la Región Toscana y la Ciudad de Madrid, están desplegando drones para apoyar a las fuerzas y cuerpos de seguridad en el cumplimiento de la ley.

El municipio de Mechelen en Bélgica muestra que también es posible un enfoque alternativo y complementario. Mechelen hace hincapié en instruir a los guardias comunitarios, voluntarios y monitores juveniles y de prevención para asegurarse de que los ciudadanos se adapten a las medidas. Esto se hace abordando y confrontando a las personas con conductas (potenciales) molestas y evitando que las personas (especialmente los jóvenes) se junten. También es responsabilidad de estos trabajadores controlar la accesibilidad y la seguridad de las plazas y parques públicos.

La ciudad de Helsinki también aumentó la cantidad de monitores juveniles, tanto online como en lugares donde los jóvenes pasan el tiempo. Discuten las medidas de seguridad y "toman la temperatura" para ver cómo están los niños y los jóvenes y qué tipo de ayuda  podrían necesitar. Además, se instalaron tableros de anuncios temporales en áreas populares de ejercicio al aire libre. Estos sitios incluyen parques infantiles, áreas de juego, parques de patinaje, áreas de ejercicio, torres de observación de aves y parques para perros. Los tablones de anuncios recuerdan a los residentes que deben mantener una distancia segura suficiente incluso cuando están al aire libre y mantener una buena higiene.

Abordar la violencia doméstica

Una de las principales preocupaciones durante esta pandemia es el aumento de la violencia doméstica. Quedarse en casa no es fácil y puede volverse peligroso para las mujeres y las personas que ya viven en una relación complicada. Cuando las víctimas están confinadas con sus maltratadores, denunciar la violencia es aún más desafiante.

En la Unión de Romaña Faentina, Italia, la ciudad de Madrid, España y la ciudad de Helsinki, Finlandia, se lanzaron campañas de información para crear conciencia sobre este problema. Por ejemplo, Union of Romagna Faentina organizó la campaña de información "Ma adesso io" (pero ahora yo). En el contexto de la campaña, junto con los municipios miembros, se organizó un día para las mujeres con actividades, como actuaciones, exposiciones, conciertos y películas. Debido al confinamiento, estas actividades se llevaron a cabo online. Además, en Italia, se actualizó una app existente para el smartphone, utilizada por la policía, para ayudar a las mujeres en la lucha contra la violencia doméstica. A través de esta aplicación, llamada YouPol, las personas pueden denunciar casos (sospechosos) de maltrato doméstico a la policía.


En las ciudades de Niza y Mechelen, se establecieron centros de llamadas de emergencia para apoyar a las víctimas de violencia doméstica y ofrecerles asistencia. Además, la Región de Bruselas Capital creó específicamente un grupo de trabajo para garantizar una respuesta firme y destacar el mayor riesgo de violencia doméstica e intrafamiliar en estos tiempos de reclusión.

Protegiendo a los grupos vulnerables

Existen innumerables otras prácticas que se centran en apoyar y proteger a los grupos vulnerables, como los ancianos, las personas sin hogar, los enfermos, los solicitantes de asilo y las personas que pertenecen a un grupo de riesgo. Esto incluye, entre otros, la distribución de alimentos, servicios de entrega a domicilio, la recepción de personas sin hogar y refugiados, así como líneas de ayuda para ciudadanos (mayores). Esta última también es una práctica de uso común.

En Helsinki, la línea de ayuda, tan solo la primera semana de operaciones llamó, a más de 10,000 residentes de la tercera edad. Muchas personas mayores solicitaron ayuda para desplazamientos a las tiendas y la farmacia. Estas conversaciones también brindan la oportunidad a los miembros de la comunidad de personas de la tercera edad de Helsinki, de hablar sobre cómo están lidiando con el confinamiento y cómo se ha visto afectada su vida diaria. Durante estas llamadas, también se les pregunta si necesitan apoyo psicológico durante estos tiempos inciertos. En la Unión de Romagna Faentina, la línea de ayuda también está empezando a concienciar a los ancianos para prevenir estafas.

Ocio por internet

Durante el confinamiento, los viajes culturales y de ocio generalmente no están permitidos. Internet parece ser la solución. Muchas prácticas muestran que las actividades de ocio, como eventos culturales y musicales, visitas a galerías de arte y muchas más, están disponibles y accesibles online.
Las autoridades también asignan fondos para promover nuevos tipos de actividades. En la ciudad de Madrid, actualmente en un "cierre total", los entrenadores de los centros deportivos municipales ofrecen clases deportivas gratuitas a través de las redes sociales ("Yo entreno en casa") y el municipio creó un video educativo de títeres para niños entre 3 y 9 años.

Manejo de desinformación y noticias falsas

Un avance para concluir este artículo es la difusión de desinformación y noticias falsas en el contexto de esta pandemia. Como esto es una amenaza para la seguridad, las autoridades también están tomando medidas. Por ejemplo, Mechelen está intentando evitar la polarización e incluye a los jóvenes mediante la organización de reuniones virtuales (y eventos de deportes electrónicos) con los jóvenes para discutir este tema y desacreditar la desinformación y las noticias falsas con hechos reales.

Esta fue solo una selección de las muchas prácticas que las ciudades y regiones de la Asociación están implementando. Esta lista de ejemplos no es exhaustiva. Además de estos ejemplos de los miembros de nuestra asociación, hay muchas otras prácticas por ahí. Por ejemplo, para obtener más información, puede consultar los sitios web de Futurium, ESPON, EUROCITIES y CEMR.


Para más información contacte a la secretaría técnica a través de ua-security@ecorys.com

La Agenda Urbana para la UE aborda los problemas a los que enfrentan las ciudades mediante la creación de asociaciones entre la Comisión Europea, las organizaciones de la UE, los gobiernos nacionales, las autoridades locales y las partes interesadas, como las organizaciones no gubernamentales. Juntos desarrollan planes de acción para aprobar mejores leyes, mejorar los programas de financiación y compartir conocimientos (datos, estudios, buenas prácticas).

La Asociación Seguridad en los Espacios Públicos se lanzó en enero de 2019 y consta de 14 socios, de los cuales 11 son autoridades locales, 2 gobiernos nacionales y 1 organización no gubernamental. Otros actores y observadores incluye las organizaciones Eurocities, Urbact, UN Habitat y la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA).

El artículo fue escrito por la Secretaría Técnica (Ecorys), que proporciona a la Asociación apoyo, asesoramiento y experiencia de la secretaría.

https://ec.europa.eu/futurium/en/security-public-spaces/how-improve-urban-security-times-crisis

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar