Atendiendo a la pluralidad: prácticas amigables

Los comercios amigables con las personas mayores que requieren de una ayuda especial, atienden sus necesidades a través de un trato singular y personalizado. 

Una atención que contempla y busca dar una respuesta a la singularidad de cada persona,  respetando la diversidad y la enorme heterogeneidad que existe en una ciudad como Madrid, es una gran oportunidad.

Esta heterogeneidad, que puede ser generacional, cultural, étnica, sexual, funcional, religiosa, lingüística… es a priori, sin duda, un reto; pero, si logras que éstos se sientan cómodos y valiosos, vas por el buen camino.

Tener en cuenta aspectos como la visibilidad, la accesibilidad, el sonido  y la comprensión, reconociendo que podemos atender a personas mayores con déficits visuales, auditivos, dificultades motoras y cognitivas, es también una oportunidad para conquistar el corazón y la fidelidad de los clientes.

En Madrid se estima que un importante número de vecinos pueden presentar algún tipo de discapacidad (física, intelectual o sensorial). Esto es absolutamente normal, tanto por la enorme variabilidad de personas que convivimos en esta ciudad, como por el hecho de que en un momento dado, cualquiera de nosotros puede verse con dificultades de estos tipos.

Igual que tu negocio no puede disponer de una talla única o un estricto menú, así debes entender que en la medida de lo posible, muchas veces será tu servicio el que tendrá que adaptarse a las preferencias y necesidades de cada cliente, incluidos los más mayores

Prácticas amigables son aquellas pequeñas medidas, medidas que en muchas ocasiones no suponen ningún coste para el empresario, que  mejoran la atención al cliente, con  lo que facilitarán el día a día a las personas mayores en su barrio.

Atender a la soledad no deseada es un buen ejemplo de buena práctica amigable. Su establecimiento puede observar, detectar y contactar con aquellas personas mayores que describen una situación de soledad no querida. De esta manera puede romper la barrera de la soledad para esa persona mayor que acude cotidianamente a su establecimiento.

Madrid, con vosotros, creará una red de establecimientos de vecindad que minimice la situación de soledad.

Si quiere que le mantengamos informado sobre la 'Red de establecimientos amigables con las personas mayores de la ciudad de Madrid', envíenos un mensaje al correo amigablemayores@madrid.es.

Para saber más sobre establecimientos amigables

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar