El alcalde ha hecho entrega de las distinciones honoríficas de la ciudad de Madrid coincidiendo con las fiestas patronales de la capital

Almeida garantiza que Madrid seguirá siendo “icono de convivencia y unión entre los españoles” durante la celebración de San Isidro

15/05/2024
  • El alcalde ha puesto en valor “el trabajo y la presencia entre nosotros” de los galardonados, que han contribuido a “configurar” la ciudad actual
  • Luis Mateo Díez ha sido nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad de Madrid en reconocimiento a su labor literaria y su fuerte vínculo con la capital y el Ayuntamiento
  • La Comunidad Judía de Madrid, el Rayo Vallecano y Carmen Iglesias han sido reconocidos con la Medalla de Honor
  • Entre las 14 personas e instituciones reconocidas con las Medallas de Madrid se encuentran la Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica, Telefónica, Servimedia, Hombres G o los cuerpos de Policía Nacional, Policía Municipal y Guardia Civil

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presidido hoy en el Palacio de Cibeles el acto de entrega de las distinciones honoríficas de la ciudad de Madrid que cada 15 de mayo, coincidiendo con la festividad de San Isidro, patrón de la capital, otorga el Ayuntamiento a personas e instituciones como homenaje y reconocimiento a su compromiso y trayectoria, a su “trabajo y presencia” que ha contribuido a “configurar” la ciudad que es hoy Madrid, ha subrayado.

Una ciudad que va a seguir siendo, según ha afirmado, “icono de convivencia y unión entre los españoles”, por lo que “asume y renueva”, en su fiesta grande, “el compromiso de entrega y servicio al conjunto de España”, avalado por su ubicación estratégica “como puerto internacional de entrada”, como “polo de atracción del talento” y como “motor fundamental de dinamismo empresarial y económico, lo que la ha convertido en un símbolo de estabilidad, seguridad jurídica y prosperidad”.

El alcalde ha destacado, asimismo, que el “momento especial” que vive Madrid en la actualidad es también producto del trabajo de “generaciones de madrileños nacidos aquí o venidos de toda España”, que enriquecieron la sociedad y construyeron “la ciudad que habitamos”, lo que ha contribuido a que, actualmente, sea elogiada por su “dinamismo empresarial, la seguridad de sus calles, la eficacia de sus infraestructuras, su grandeza artística y monumental y su pujanza cultural”. Según ha señalado, a Madrid llegan “gentes de todo el mundo para emprender, para aprender y para quedarse”, porque es una ciudad “que nunca defrauda”.

Otro de los factores que han contribuido al momento de “eclosión” en el que se encuentra la capital, ha sido, en palabras de Almeida, su posición en el “marco de convivencia, libertad y unidad consagrado por la Constitución”, un “compromiso de servicio” que ha adoptado guiada por el “ejemplo eminente” del rey Felipe VI.

En el acto institucional celebrado esta mañana, que ha contado con la presencia de la vicealcaldesa y portavoz municipal, Inma Sanz, miembros de la corporación municipal y representantes de los grupos municipales, el alcalde, ha destacado que los premiados hoy son “un ejemplo de los frutos de prosperidad y progreso que nos ha reportado esta apuesta por convivir juntos”. El Ayuntamiento ha distinguido con la Medalla de Honor de la ciudad a la Comunidad Judía de Madrid, principal institución judía en la capital desde 1917; al Rayo Vallecano, que el próximo 29 de mayo celebrará el centenario de su creación, y a la historiadora y cronista de la villa Carmen Iglesias, por su trayectoria de excelencia y su promoción de los valores ilustrados y democráticos. Asimismo, ha nombrado Hijo Adoptivo de la ciudad de Madrid a Luis Mateo Díez.

Hijo Adoptivo de la ciudad de Madrid

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid celebrado el pasado mes de abril aprobó por unanimidad otorgar el título de Hijo Adoptivo de Madrid a Luis Mateo Díez (Villablino, León, 1942), escritor y académico de la Real Academia Española (RAE), condecorado con el Premio Miguel de Cervantes 2023 y funcionario jubilado del Ayuntamiento de Madrid.

Luis Mateo Díez es una de las principales figuras de la literatura española de los siglos XX y XXI. Conocido y apreciado por críticos, colegas y lectores, está vinculado a Madrid desde su época de estudiante en la Universidad Complutense, donde cursó Derecho. Según el alcalde, Mateo ha retratado la “urdimbre íntima de Madrid”, especialmente la plaza Mayor, con obras como Balcón de piedra: visiones de la Plaza Mayor de Madrid, haciéndola “eterna para generaciones futuras”. Además, en 1969, entró a formar parte del Cuerpo de Técnicos de la Administración General del Ayuntamiento de la capital y fue jefe del Servicio de Documentación Jurídica del Consistorio hasta su jubilación.

Medallas de Honor

La madrileña Carmen Iglesias es, según la ha descrito Almeida, “una de las más insignes historiadoras y académicas” de España, especialista en Historia moderna europea y en Filosofía política de distintas épocas, además de cronista oficial de la villa desde 2011. Dirige la Real Academia de la Historia desde 2014, institución de la que forma parte desde 1991. Es, asimismo, miembro de la Real Academia Española, ocupando el sillón E desde el año 2000.

Entre sus diferentes puestos a lo largo de su carrera, destaca la Dirección del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales y la Presidencia del Grupo Unidad Editorial, puesto que ocupó entre 2007 y 2011. Por otra parte, de su trayectoria también es destacable su función como tutora de la infanta Cristina y preceptora del actual rey Felipe VI. En 2014, el rey Juan Carlos le otorgó el título de condesa de Gisbert por su labor académica y docente.

Con la distinción otorgada por el Ayuntamiento a la Comunidad Judía de Madrid, “queremos renovar el testimonio de nuestra admiración por su dinamismo, su afán integrador, su labor social y sus innumerables contribuciones al ser de la ciudad”, ha afirmado el alcalde. Pese a que los judíos sefardíes fueron expulsados de la península ibérica en 1492, han mantenido viva la memoria de su país de origen. De hecho, la importancia de la cultura judía en España es incuestionable y su legado sigue muy presente en todos los ámbitos: culturales, económicos, políticos o científicos. Actualmente, en España viven casi 40.000 personas que profesan el judaísmo y unas 10.000 son residentes en la capital.

La sede de la Comunidad Judía de Madrid se encuentra en Chamberí, junto a la sinagoga Beth Yaacov, abierta desde 1968 y su centro de visitantes tiene un pequeño museo que ilustra la presencia judía en Madrid desde sus inicios hasta la actualidad. Además, desde 2007 el parque Juan Carlos cuenta, junto al jardín de las Tres Culturas, con un monumento a las víctimas del Holocausto como símbolo de la convivencia en España de las civilizaciones hebrea, cristiana y musulmana.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Madrid ha entregado la Medalla de Honor al Rayo Vallecano, “el más modesto entre los equipos que tenemos en esta ciudad”, ha dicho Almeida, en reconocimiento a sus logros deportivos, sus valores y carisma como único equipo de barrio del fútbol “que ha llevado el nombre de Vallecas y de Madrid por los estadios de España y Europa durante su primer siglo de existencia”.

Caracterizado por llevar en su nombre la particularidad que lo distingue, su estrecha relación con el barrio que le vio nacer, y su franja roja diagonal, inspirada en el River Plate argentino, el Club Rayo Vallecano cuenta en su haber con la proclamación como campeón de la segunda división de España en la temporada 2017-2018 y la permanencia durante 21 temporadas en primera división. Asimismo, su equipo femenino ha conquistado tres ligas de primera división y una Copa de la Reina y ha disputado la Liga de Campeones Femenina de la UEFA.

Medallas de Madrid

En el acto celebrado hoy también se ha hecho entrega de las Medallas de Madrid a Servimedia; Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (adELA); Policía Nacional, Policía Municipal, Guardia Civil, Telefónica, Fundación del Toro de Lidia, Carmen Añón, la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid (ACYRE), Cristina Oria, Hombres G, Juana de Aizpuru, Chocolatería San Ginés y Jesús ‘Suso’ Garzón Heydt, a título póstumo. 

Servimedia, fundada en 1988 y perteneciente al Grupo Social ONCE, es conocida por la protección de los derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social y laboral, así como por su orientación social, de hecho, el 60 % de su plantilla tiene alguna discapacidad. Tal como ha explicado Almeida, “realiza una impagable labor, garantizando el derecho a la información de los ciudadanos y permitiendo que esta ciudad la pueda disfrutar todo el mundo, independientemente de sus capacidades”, sirve noticias a los principales medios periodísticos españoles y es la tercera agencia de noticias de alcance a nivel nacional.

La Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (adELA), “ejemplo señero de la vitalidad y el compromiso de nuestra sociedad civil” según el alcalde, lleva más de 30 años trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas de enfermedades como ELA o motoneurona. Fue fundada por un grupo de amigos, familiares y cuidadores de personas que padecen la enfermedad, con el apoyo del científico Stephen Hawking. En 1995, fue declarada de Utilidad Pública por el Consejo de Ministros y en 2016, consiguió el ‘Sello de la Fundación Lealtad’. Actualmente, la reina Letizia es su presidenta de honor.

La Policía Nacional, el primer cuerpo policial de ámbito nacional creado con la finalidad de garantizar el bien y la seguridad pública recibe la Medalla de Madrid en el año en el que conmemora su 200º aniversario. Por su parte, la Guardia Civil trabaja desde su creación, en el año 1844, para defender los derechos de la ciudadanía, además de realizar una importante labor en funciones de vigilancia y lucha contra el tráfico de drogas y control de fronteras, entre otras muchas funciones, lo que le ha hecho meritorio de esta medalla. De estos cuerpos, el alcalde ha destacado su profesionalidad, capacidad de entrega y espíritu de servicio, sin olvidar su “heroísmo, hasta la entrega de la propia vida” en multitud de casos como la lucha contra el terrorismo.

Al igual que también ha sido meritoria de la Medalla de Madrid la Policía Municipal, cuyos efectivos, “hombres y mujeres, están detrás de los éxitos que nuestra ciudad está cosechando”, ha señalado Almeida. Creada en 1838, su trabajo, su labor de proximidad con la ciudadanía y la coordinación con el resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad han conducido a la capital de España a ser una de las ciudades más seguras de Europa y el mundo.

Por su parte, Telefónica ha sido reconocida por estar, desde el inicio de su andadura hace ya 100 años, a la vanguardia de los avances tecnológicos. “Es un referente mundial en su sector con más de 100.000 empleados y ha contribuido decisivamente al desarrollo de esta ciudad”, ha puntualizado Almeida, “con una inmensa contribución cultural y social a través de su fundación”. Actualmente, es una compañía global de telecomunicaciones con fuerte presencia en más de 20 países de Europa e Iberoamérica. Es, además, miembro del Foro de Empresas por Madrid y su fundación realiza múltiples actividades para promover el diálogo entre el arte, la tecnología y las nuevas formas de comunicación.

La Fundación del Toro de Lidia, creada en 2015, ha sido galardonada por su labor para aglutinar a ganaderos, empresarios, aficionados y figuras del toreo en la defensa y difusión del conocimiento sobre la tauromaquia, la fiesta nacional y sus tradiciones, “una manifestación cultural reconocida universalmente que tiene ya siglos de vida”, según ha señalado el alcalde. Es, asimismo, parte fundamental en las tradiciones y costumbres de la capital, con ferias como la de San Isidro que aglutina en la plaza de toros de Las Ventas a los primeros espadas del momento.

Carmen Añón (Barcelona, 1931), exconcejala del Ayuntamiento de Madrid y especialista en paisajes culturales e históricos, también ha recibido este reconocimiento por su incesante y valioso trabajo desarrollado durante décadas por preservar y mejorar el paisaje cultural español y madrileño, del que “cientos de miles de madrileños disfrutan diariamente y por dejar una huella indeleble en la configuración de nuestra ciudad”, como ha recordado Almeida.

Como también ha sido reconocida la Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid (ACYRE), que reúne ya cerca de 500 afiliados que trabajan para situar a la ciudad como uno de los grandes destinos gastronómicos del mundo, aunando tradición y vanguardia, “crucial para nuestro atractivo turístico”, según ha señalado el alcalde. La asociación cuenta, además, con unos premios de gastronomía y un certamen gastronómico para elegir cada año al mejor cocinero de la Comunidad de Madrid.

La empresaria y chef Cristina Oria (Madrid, 1983), ha sido merecedora de la Medalla de Madrid por su espíritu emprendedor y llevar la cocina y el catering madrileños a lo más alto del sector, convirtiéndola en uno de los rostros más conocidos y prestigiosos del panorama gastronómico de la capital. Almeida ha destacado de ella ser “ejemplo insigne de emprendimiento con la puesta en marcha de tres restaurantes, tres tiendas gourmet, un servicio de catering que sirve eventos de hasta 4.000 personas y un comercio online que envía sus productos a toda Europa”.

Por su parte, el grupo de pop-rock Hombres G, fundado en Madrid en 1981 por David Summers, vocalista y bajista; Rafa Gutiérrez y Daniel Mezquita, guitarras, y Javier Molina, batería, ha desarrollado una exitosa carrera en la que han vendido más de 20 millones de discos, publicado trece álbumes de estudio y protagonizado diferentes películas. Canciones como Devuélveme a mi chica, Suéltate el pelo o Voy a pasármelo bien han acompañado “a una generación de madrileños, los que nacimos con la democracia, a lo largo de 40 años de éxitos”, según ha afirmado Almeida. Hombres G se convirtió, además, tal como ha explicado el alcalde, en uno de los mayores fenómenos sociales y musicales del país con un éxito “imparable en España que se replicó al otro lado del Atlántico, con lo que os constituisteis, desde Madrid, en un vínculo cultural importantísimo entre España y toda Iberoamérica”.

La galerista de arte, Juana de Aizpuru (Valladolid, 1933), pionera y defensora del arte contemporáneo en España fue la ideadora de la celebración de ARCO, feria que dirigió desde su creación en 1982 hasta 1986. Su trayectoria profesional le ha valido reconocimientos como la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes y es Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de España. Además, su trabajo ha sido fundamental para hacer de Madrid un importante nodo del arte contemporáneo. Trabajos que le han hecho meritoria de la Medalla de Madrid “por su apoyo, su tesón y su pasión hacia el mundo del arte contemporáneo de la ciudad de Madrid”, tal como ha indicado el alcalde.

“Las ciudades no solo construyen su identidad a través de sus grandes monumentos arquitectónicos, sus imponentes edificios oficiales o sus famosos auditorios o museos; también lo hacen gracias a los pequeños establecimientos y locales tradicionales que atesoran todo el sabor de una urbe”, ha dicho Almeida de la Chocolatería San Ginés. Este establecimiento que con sus mesas de mármol blanco y su mostrador revestido de azulejos recuerda a los cafés del siglo XIX, también ha sido galardonado con la Medalla de Madrid en reconocimiento a su labor tras 130 años sirviendo el chocolate con churros más conocido de la capital. Es tal su éxito que, además del local principal, próximo a la Puerta del Sol y los diferentes establecimientos de Madrid, esta tradicional chocolatería se ha expandido por todo el mundo y ya se encuentra en ciudades como Tokio, Bogotá o Miami Beach, entre otras.

El Ayuntamiento ha otorgado la Medalla de Madrid a título póstumo al naturalista y conservacionista Jesús ‘Suso’ Garzón Heydt, (Madrid, 1946-Sopeña de Cabuérniga, 2023), uno de los de los principales impulsores de la creación del parque nacional de Monfragüe y de la recuperación de la trashumancia y las vías pecuarias. Gracias a su labor, “desde hace tres décadas, nos asombramos con la Fiesta de la Trashumancia de Madrid cuando asoma del mes de octubre”, como ha recordado el alcalde, en la que el ganado recorre la cañada real que transcurre por el actual paseo de la Castellana.

El acto de entrega de las distinciones honoríficas de la ciudad de Madrid ha estado amenizado por la banda sinfónica municipal que, además, ha acompañado a la cantante Diana Navarro en la interpretación de La Violetera. Chulapas y chulapos han repartido claveles rojos y blancos entre los invitados y los mercados municipales han colaborado con productos gastronómicos autóctonos en la celebración posterior. /

Subir Bajar