Comienza la campaña de inspección y control de los 1.016 establecimientos de este sector ubicados en la ciudad

Las peluquerías y centros de estética, a examen

07/08/2014
  • Destinados 21 inspectores municipales que registrarán las irregularidades para que se subsanen
  •  Que la publicidad no sea engañosa, que los precios se ajusten a la información y la entrega del recibo de pago a los usuarios, algunos de los aspectos del control
  •  En 2012 se inspeccionaron 583 peluquerías. Se detectaron 303 irregularidades, lo que supone un porcentaje del 52%

Galería de imágenes

A las 1.016 establecimientos del sector de peluquerías, centros de estética, manicura y pedicura van a pasar la inspección que todos los años realiza el Ayuntamiento de Madrid. La campaña de 2014 se inicia en estas fechas y termina en diciembre del mismo año. El control se centra en comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos en la normativa de consumo para esta actividad comercial. Las condiciones higiénico-sanitarias que la regulan se vigilan a través de campañas periódicas realizadas por técnicos municipales de Madrid Salud.

Para ello, los 21 inspectores municipales verificarán fundamentalmente los siguientes aspectos: que la publicidad sea correcta y suficiente, de tal forma que no induzca a error al consumidor y respete sus derechos; una adecuada exhibición e información sobre los precios de los servicios y productos ofertados; que el presupuesto previo se facture y se ajuste al establecido. Se vigila también la entrega del documento justificativo de pago al cliente y que éste contenga los datos y cumpla los requisitos legalmente exigidos.

Productos sin precio

En la campaña realizada en 2012 se inspeccionaron 583 peluquerías. Se detectaron 303 irregularidades, lo que supone un porcentaje del 52%. Las más significativas fueron la ausencia de precio en los productos del escaparate y en los del interior. Otra de las irregularidades más frecuentes, que se produjo en el 22,8% de los casos, fue la falta de  información sobre los costes totales de los servicios, incluyendo el IVA. La ausencia de hojas de reclamaciones a disposición del cliente, en un 16,5%, y no entregar el recibo de pago, en el 11,7% de los casos, se situaron entre las anomalías más comunes. /

Subir Bajar