La colaboración entre Ayuntamiento y vecinos alumbra un espacio con nuevas viviendas y zonas verdes que sustituyen a las actuales

Nace un nuevo Barrio del Aeropuerto

02/03/2007
  •  El objetivo prioritario es sustituir las actuales 567 viviendas, con una superficie inferior a los 50 metros2  y repartidas en 34 bloques levantados hace más de 50 años, por otras 567 viviendas de nueva construcción y, siempre que sea posible, con un 20% más de superficie
  •  La edificabilidad máxima de este ámbito alcanzará los 70.400 metros2, de los cuales 36.619 se destinarán a uso residencial, otros 31.531 a oficinas y 2.250 a locales comerciales
  •  El acuerdo contempla importantes reservas de suelo: 26.648 metros2 para zonas verdes, más de 5.000 para equipamientos públicos y otros 8.000 para instalaciones deportivas

Galería de imágenes

El alcalde ha presidido hoy el acto de firma de un convenio entre el Ayuntamiento de Madrid y las entidades vecinales del Barrio del Aeropuerto para sustituir las actuales 567 viviendas por otras nuevas.

No se trata de una remodelación. El convenio suscrito hoy entre el Ayuntamiento de Madrid y las entidades vecinales del Barrio del Aeropuerto alumbra un proyecto mucho más ambicioso: la sustitución  de un barrio por otro, a través de un acuerdo  que, como ha explicado el alcalde de la Ciudad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido “consensuado con todos y cada uno de los vecinos”. Gracias a esa rúbrica se va a actuar sobre un ámbito de más de 88.000 metros cuadrados, de los que más de 56.000 son de propiedad municipal.

El acuerdo que hoy ha firmado Ruiz-Gallardón con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos y con la Asociación de Vecinos del Barrio del Aeropuerto, es una continuación del protocolo suscrito en noviembre del mes pasado.  El objetivo prioritario es sustituir las actuales 567 viviendas, con una superficie inferior a los 50 metros cuadrados y repartidas en 34 bloques levantados hace más de 50 años, por otras 567 viviendas de nueva construcción y, siempre que sea posible, con un 20% más de superficie.

La edificabilidad máxima de este ámbito alcanzaría así los 70.400 metros cuadrados, de los cuales 36.619 -un 20% más que los 30.516 actuales- se destinarían a uso residencial, otros 31.531 a oficinas y 2.250 a locales comerciales. Además, en este Convenio se incluyen importantes reservas de suelo que definirán el carácter equilibrado y sostenible del nuevo barrio, como 26.648 metros cuadrados para zonas verdes, más de 5.000 para equipamientos públicos y otros 8.000 para instalaciones deportivas.

Un reto asumido por unanimidad
Uno de los objetivos que se trazó el Gobierno de Ruiz-Gallardón fue impulsar el equilibrio territorial  a través de un sistema que reconoce a los vecinos como verdaderos protagonistas. Como ha explicado el alcalde, no se trataba de buscar sólo su apoyo sino “compartir con ellos la responsabilidad de definir cuáles eran las acciones a desarrollar”.  A los ejemplos que han aportado los Planes Especiales de Inversión en Tetuán, Carabanchel, San Blas, Vicálvaro, Latina o Villaverde, se suma ahora el Barrio del Aeropuerto.

Con ese fin se ha acordado un sistema, a través de la elaboración de un Plan Parcial, por el que la sustitución de las viviendas se hará escalonadamente, de forma que permita pasar directamente de la vivienda usada a la vivienda nueva, evitando realojos provisionales.

Las actuaciones no tendrán ningún coste para los vecinos, excepto en aquellos pisos donde aumente la superficie. En ese supuesto, al igual que ocurre con las plazas de garaje a las que podrán optar,  la valoración se realizará de acuerdo con el precio del módulo de vivienda pública protegida. “El resultado -anunció el alcalde- será que los residentes en el barrio del Aeropuerto recibirán una vivienda nueva más confortable y sostenible en el mismo lugar que ahora residen pero en un entorno urbano de mayor calidad”.

Para financiar los costes de la operación, el  Ayuntamiento asume los aprovechamientos que puedan derivarse de esta actuación.

Barajas se transforma
Pero ésta no es la única transformación que está promoviendo el Gobierno de la ciudad en el distrito de Barajas. Además de la prolongación de la línea 5 impulsada por la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento está acometiendo la recuperación urbanística de la antigua vía ferroviaria de la gasolina que permitirá la creación de 96.000 metros cuadrados de espacios libres para uso público, de los cuales 46.000 serán zonas verdes dotadas de un carril-bici que conectará con el Anillo Verde Ciclista. El diseño de este nuevo ámbito, ya en ejecución, al igual que el del barrio del Aeropuerto, ha sido fruto del diálogo y participación de los vecinos./ 


 

¿Te ha sido útil esta página?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar