El Campamento que el Ayuntamiento de Madrid tiene en Cercedilla dispone de 300 plazas para niños y jóvenes madrileños

Vacaciones en contacto con la naturaleza

20/07/2007
  • Durante 12 días, los niños aprenden a convivir con la naturaleza, a respetarla y a enriquecer su vida con deporte, educación medioambiental y ocio en equipo
  • Con esta iniciativa se pretende también ayudar a conciliar la vida laboral y familiar  de los madrileños
  • El Ayuntamiento dispone de casi 16.000 plazas, entre campamentos, granjas-escuela y centros abiertos,  para niños y jóvenes entre los 3 y los 17 años y sólo este año se han destinado 5,5 millones de euros

áEntre las prioridades del gobierno de la Ciudad para los niños y  jóvenes madrileños se encuentran el conocimiento del entorno y la integración con el medio natural. Para este fin, el Ayuntamiento dispone del  Centro de Vacaciones Nuestra Señora de la Paloma en el municipio de Cercedilla que cada verano acoge a 300 niños y jóvenes entre los seis y los catorce años. Allí, durante doce días, los escolares aprenden a convivir con la naturaleza, a respetarla y a enriquecer su vida a través del deporte, la educación medioambiental y la participación en juegos de equipo, promoviendo así el ocio creativo y  la convivencia.
El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que esta mañana visitó las instalaciones municipales, recordó a los jóvenes que disfrutan estos días de su estancia en Cercedilla, que el Gobierno de la Ciudad tiene una especial sensibilidad hacia el respeto a la naturaleza. “Queremos -afirmó- que la naturaleza esté presente en el entorno urbano, por eso hemos recuperado el río Manzanares, vamos a poner en marcha el Plan Director de la Casa de Campo y  vamos a crear nuevos parques para proporcionar una novedosa  forma de vivir  y sentir la ciudad”.
Otro de los motivos de  esta iniciativa es el interés del equipo de gobierno municipal por la conciliación de la vida laboral y familiar. El alcalde recordó el compromiso de apoyo y colaboración, contraído en su día con las familias madrileñas, para las que una de las mayores  preocupaciones -según una encuesta del Ayuntamiento realizada en 2005- es hacer compatible el trabajo fuera de casa  y el cuidado de los hijos y la familia.
Para ayudar a estas necesidades familiares, el Ayuntamiento dispone,  desde junio a septiembre, de una amplia oferta de campamentos, centros abiertos o granjas-escuela que suman en total casi 16.000 plazas para niños y adolescentes de entre 3 y 17 años. Sólo en este año se han destinado a este fin 5 millones y medio de euros. “Todas estas actividades que ofrecemos desde el Ayuntamiento -subrayó Gallardón-  constituyen una oportunidad de disfrutar de unas vacaciones diferentes, como este campamento u otros de multiaventura. Se pueden aprender idiomas  fuera del ámbito escolar o disfrutar de deportes náuticos con un coste que oscila entre la gratuidad y los 167 euros que cuesta este Centro de Cercedilla”. “Las experiencias que se viven aquí -finalizó el alcalde- confirman que la naturaleza es maestra de convivencia, respeto y solidaridad”.
Campamento de verano en la sierra norte
El Ayuntamiento madrileño adquirió el inmueble que acoge el Centro de Vacaciones Nuestra Señora de la Paloma, en plena sierra norte de la Comunidad de Madrid, en la década de los treinta del siglo pasado. El edificio, que fue destruido en la guerra civil, se restauró más tarde para destinarlo a internado juvenil. Con posterioridad, el Ayuntamiento tomó la decisión de hacer un centro de vacaciones para niños y jóvenes con el fin de fomentar el contacto con la naturaleza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar