Loreto Sordo, concejala de Moncloa-Aravaca, ha visitado el recinto tras la finalización de la primera fase de los trabajos

El nuevo Espacio de Lectura al Aire Libre del parque del Oeste inicia su andadura en abril

27/03/2023
  • Aprovechando la topografía y siguiendo el modelo de la antigua Grecia, se ha creado un teatro sobre el perfil natural del terreno para realizar actividades relacionadas con el libro
  • Se han plantado 20 nuevos chopos, similares a los existentes en esta zona del parque y se ha sembrado una nueva pradera de más de 1.700 metros cuadrados

Galería de imágenes

La concejala, Loreto Sordo, visita el nuevo Espacio de Lectura al Aire Libre en el Parque del Oeste

Lo que fuera un restaurante en el parque del Oeste será a partir de abril un nuevo Espacio de Lectura al Aire Libre para los ciudadanos de Moncloa-Aravaca y también de toda la ciudad. Loreto Sordo, concejala del distrito, ha visitado la zona tras la finalización de la primera fase de las obras de este espacio en el que, en torno al próximo día 23 de abril, Día del Libro, se iniciará la programación de actividades de fomento de la lectura impulsadas por el distrito.

“Con este proyecto emblemático, regeneramos un espacio sin uso para convertirlo en un nuevo espacio cultural, aprovechando su cercanía al Templo de Debod y a la renovada plaza de España”, ha afirmado Loreto Sordo. “Devolvemos este espacio a los vecinos y podremos desarrollar nuevas actividades para el fomento de la lectura, dirigidas a todos los públicos, tanto niños como adultos”, ha añadido. El proyecto, firmado por el estudio de arquitectura Porras-Guadiana, ha aprovechado la topografía del lugar y, siguiendo el modelo de la antigua Grecia, ha creado un teatro sobre el perfil natural del terreno, un entorno amable y fresco en verano, soleado en invierno y plenamente integrado en el parque.

En esta primera fase, con un presupuesto de más de 513.000 euros, se ha actuado sobre una superficie de 2.054 metros cuadrados y, dada su ubicación, ha sido necesario realizar un control arqueológico de las obras, trabajo que concluyó sin que se encontraran vestigios de valor.

El resultado ha sido la creación de un espacio escénico compuesto por gradas-banco de granito en curva para la lectura libre o actividades organizadas por el distrito o particulares relacionadas con el mundo del libro. En su escenario, de 50 metros cuadrados y configurado a modo de ‘orquesta’ de un teatro griego, se celebrarán eventos como cuentacuentos, clubes de lectura, presentación de libros o charlas literarias.

El recinto cuenta con itinerarios accesibles, con pendientes inferiores al 6 % que lo conectan con la calle del profesor Martín Almagro Basch, el paseo del Pintor Rosales y el templete de música. En total, cerca de 670 metros cuadrados definidos con adoquín gris.

Los trabajos han mejorado el paisaje con la plantación de 20 nuevos chopos blancos de 35 centímetros de perímetro, similares a los existentes en esta zona del parque, y con la creación de una pradera de más de 1.700 metros cuadrados. Especial importancia se ha dado al olivo preexistente, del que se garantiza su supervivencia, dándole un lugar preeminente en el nuevo espacio, aprovechando las connotaciones de este árbol con la cultura griega que lo consideraba un árbol transmisor de un mensaje de paz y tolerancia que conecta con el objetivo cultural del espacio de fomentar la lectura. Además, se han instalado diez nuevas farolas led y una nueva fuente de agua para beber.

De restaurante, a espacio libre de lectura en un parque histórico

La superficie sobre la que se ha actuado estaba ocupada en la década de los años 70 del pasado siglo por el restaurante de concesión municipal conocido como Los Porches, que cesó su actividad en 2013, quedando desierto el nuevo concurso.

Con el paso del tiempo, el rápido deterioro del inmueble, unido a la ocupación ilegal, aconsejó su demolición, que se llevó a cabo en octubre de 2018. Tras esa demolición, el espacio que ocupaba originalmente la concesión, incluidas sus terrazas y superficies ajardinadas, se valló y cerró. Cinco años después, vuelve como espacio cultural al servicio de la ciudadanía. /

Subir Bajar