Los trabajos constarán de dos fases, desmontaje y reurbanización, y estarán finalizados en los primeros meses de 2023

Almeida anuncia que el desmantelamiento del paso elevado de Pacífico comenzará antes de final de año

30/06/2021
  • El proyecto incluye la remodelación completa de la calle Doctor Esquerdo entre la avenida Ciudad de Barcelona y la plaza del Conde de Casal
  • Los trabajos, que correrán a cargo del Área de Obras y Equipamientos, prevén la incorporación de un nuevo carril bici segregado entre Conde de Casal y Méndez Álvaro
  • En un mandato se habrán desmantelado dos de los scalextric de mayor impacto (Joaquín Costa y Pacífico) y estará listo el proyecto para eliminar el de avenida de la Albufera

Galería de imágenes

El Ayuntamiento de Madrid comenzará las obras de desmantelamiento del puente de Pacífico, también conocido como de Pedro Bosch, en el distrito de Retiro, antes de que acabe este año. Así lo ha anunciado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el transcurso del Debate sobre el Estado de la Ciudad.

El proyecto, que está siendo redactado por el Área de Obras y Equipamientos, constará de dos fases. En la primera, cuya ejecución comenzará a finales de este mismo año, se procederá a la demolición parcial del puente. Esta actuación consistirá en eliminar completamente el tramo del paso elevado que actualmente salva la avenida Ciudad de Barcelona y se prolonga más allá de la calle de Andalucía. También se construirá una nueva rampa para el cruce peatonal y ciclista hacia la calle Méndez Álvaro en Arganzuela.

En cuanto a la parte de la estructura que salva las vías férreas y que conecta el distrito de Retiro con el de Arganzuela, esta se mantendrá, aunque también será reformada, reduciendo los carriles de circulación rodada, introduciendo la movilidad ciclista y creando un paseo peatonal entre las zonas verdes de ambos distritos a un lado y otro de las vías férreas.

La siguiente fase, que comenzará inmediatamente después de que se haya demolido el puente, consistirá en la remodelación completa de la calle Doctor Esquerdo entre la avenida Ciudad de Barcelona y la plaza del Conde de Casal.

Esta reforma consistirá en la ampliación de las aceras, la mejora de la permeabilidad transversal a través de la creación de nuevos pasos de peatones, la introducción de un carril bici segregado bidireccional que tendrá continuidad por encima del puente hasta el distrito de Arganzuela, el aumento del arbolado y la renovación completa de la pavimentación, el alumbrado y el mobiliario urbano.

Este nuevo proyecto de ciudad supondrá una mejora radical de la calidad de vida de todos los vecinos de este entorno a través de la humanización de un eje que todavía presenta las características de una vía rápida de los años 70.

Dos scalextric desmantelados y otro en proyecto

Al desmantelamiento del paso elevado de Pacífico hay que unir el ya realizado del puente de Joaquín Costa-Francisco Silvela, cuyo espacio se encuentra ahora en plena fase de construcción del nuevo bulevar. Así, al final de este mandato, el Gobierno municipal habrá suprimido dos de los scalextric de mayor impacto de la ciudad.

Además, también antes de junio de 2023 estará listo el proyecto para eliminar el paso elevado de la M-30 sobre la avenida de la Albufera, que podrá ser ejecutado en el próximo mandato. La desaparición de esta infraestructura, que ha constituido una barrera histórica entre el distrito de Puente de Vallecas y el de Retiro, dará lugar a varias hectáreas de zonas verdes, equipamientos deportivos y espacios estanciales de juego y paseo tan necesarios en uno de los distritos más compactos y poblados de la ciudad.

Precisamente, este lunes, 5 de julio, tendrá lugar una nueva reunión del grupo de trabajo en el que están representados los distritos de Puente de Vallecas y Retiro, las áreas de Obras y Equipamientos y de Medio Ambiente y Movilidad y los grupos municipales. En la constitución del grupo, el pasado mes de abril, se aprobó dar cabida también a la FRAVM.

Hacia una ciudad más sostenible

La utilización de pasos elevados para resolver las intersecciones entre vías de gran intensidad de tráfico fue un recurso ampliamente utilizado a finales de los años 60 y principios de los 70. En el periodo de mayor auge de la movilidad rodada en las ciudades, maximizar la fluidez del tráfico se presentaba como el objetivo fundamental por encima de cualquier otro modo de movilidad. Esta estrategia de segregación del tráfico, altamente eficiente como solución de movilidad en carreteras y autovías interurbanas de alta capacidad, no se corresponde con la idea de un viario urbano equilibrado y sostenible en la ciudad contemporánea. Estas infraestructuras han creado barreras históricas entre barrios, generado espacios degradables debajo de sus estructuras y han constituido impactos negativos en la calidad de vida de las viviendas de su entorno.

En Madrid, como en muchas ciudades españolas y europeas, estas estructuras se han ido sustituyendo por vías urbanas más equilibradas y medioambientalmente más sostenibles, caracterizadas por un mayor equilibrio entre los distintos modos de movilidad como ocurrió en su día con los pasos elevados de Atocha y de Cuatro Caminos y ahora con los de Joaquín Costa-Francisco Silvela, Pacífico y avenida de la Albufera. /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar