Modernización del sistema fijo y móvil

Madrid renueva la red de medición del ruido para mejorar la precisión de la información

08/07/2021
  • La Junta de Gobierno aprueba un gasto plurianual de 2,1 millones de euros para cambiar con urgencia y mantener el sistema integral de vigilancia de la contaminación acústica
  • Se sustituirán las 31 estaciones que forman la red fija, diez terminales portátiles que monitorizan el ruido en distintos puntos de la ciudad y tres vehículos instrumentados que tendrán que ser CERO emisiones
  • Se simplificará la gestión de los equipos de medición, permitiendo obtener información en tiempo real y facilitar datos más detallados a los ciudadanos

Galería de imágenes

El Ayuntamiento de Madrid necesita modernizar con urgencia el Sistema Integral de Vigilancia de la Contaminación Acústica (SIVCA) debido a su obsolescencia y al apagón previsto en 2021 para la tecnología RDSI con la que funciona. La capital fue pionera en incorporar un sistema de control acústico para medir el ruido de la ciudad. La red empezó a funcionar en 1994 con seis estaciones y se amplió en 1998 a 25 puntos que, con posteriores modificaciones de menor escala, han alcanzado las 31 estaciones que conforman la actual estructura de medida de la contaminación acústica en el municipio.

Ante este contexto, la Junta de Gobierno de la ciudad ha autorizado hoy el contrato mixto de servicios para la renovación y mantenimiento del SIVCA con el gasto plurianual de 2,1 millones de euros. Este servicio renovará la mayor parte de la red y permitirá el mantenimiento de sus distintos elementos, según ha informado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

El SIVCA está compuesto por una red fija de vigilancia que cuenta con 31 estaciones remotas permanentes y una red móvil con 16 equipos portátiles de monitorizado de ruido más cinco vehículos instrumentados. Con el nuevo contrato, se renovarán las 31 estaciones fijas en su ubicación actual, diez terminales portátiles y tres vehículos instrumentados. La red se actualizará y se conseguirá simplificar la gestión de los equipos de medición para poder obtener información en tiempo real (ya que la mayor parte de las estaciones actuales emiten datos cuatro veces al día), obtener mayor capacidad de almacenamiento y poner a disposición de los ciudadanos datos acústicos más detallados.

Con este contrato se pretende también poder implantar terminales con un sistema de almacenamiento de datos permanente sin que se produzcan pérdidas de información por interrupciones en su alimentación eléctrica. Además, los vehículos especiales que se utilizan en estos momentos son contaminantes, incumpliendo las exigencias que establece la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360, por lo que se obligará a que los tres vehículos que se empleen para las mediciones de los niveles sonoros sean CERO emisiones. 

El nuevo servicio permitirá mejorar el sistema de comunicaciones, reduciendo la pérdida de datos por comunicaciones fallidas; mejorará la eficiencia energética y facilitará el transporte y la instalación, ya que se reducen las dimensiones de los terminales de monitorizado.

Una radiografía sonora de la ciudad

De acuerdo con la normativa nacional y comunitaria en materia de contaminación acústica, la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental, dependiente del Área de Medio Ambiente y Movilidad, tiene encomendada, entre otras funciones, la vigilancia y control de los niveles sonoros ambientales que se lleva a cabo a través del SIVCA. Así, es posible conocer la evolución de los niveles sonoros ambientales de la ciudad a largo plazo, facilitar información a los urbanistas sobre las emisiones acústicas originadas por instalaciones que, aunque ruidosas, son absolutamente necesarias para el funcionamiento de la ciudad e investigar sobre el comportamiento de los ciudadanos ante la realidad acústica.

Este sistema integral es la herramienta con la que el Ayuntamiento de Madrid realiza las mediciones de ruido que le permiten elaborar las distintas cartografías de ruido ambiental en la ciudad. Esta cartografía, junto con otros instrumentos de evaluación y gestión del ruido como la delimitación de áreas acústicas, permiten al Consistorio elaborar los planes de acción, así como la declaración de las zonas de protección acústica especial que sirven para reducir el ruido en aquellos puntos donde los objetivos de calidad acústica se superan.

El SIVCA posibilita al Área de Medio Ambiente y Movilidad realizar un mapa de ruido desvelando la radiografía de los niveles sonoros de la ciudad. En particular, el Mapa Estratégico de Ruido, que refleja los niveles sonoros debidos al tráfico en la ciudad. Este mapa se actualiza cada cinco años. El último, representando la situación acústica de la ciudad en 2016, se publicó en 2018.

Ubicación de las estaciones de la Red Fija de Control de la Contaminación Acústica: https://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/Sostenibilidad/Ruido/DatosRed/202006_ListaEstacionesRedFija.pdf /

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar