Recogida de residuos mediante el sistema de carga lateral

 

Recogida de residuos mediante el sistema de carga lateral

Desde finales de mayo, se está implantando de forma progresiva, la recogida de residuos domésticos y comerciales mediante el sistema de carga lateral en determinadas zonas de algunos distritos de la ciudad.

El sistema de recogida mediante carga lateral presenta indudables ventajas respecto a los sistemas tradicionales de carga trasera:

  • Mayor seguridad para las personas encargadas de realizar las labores de vaciado de los contenedores, porque no tienen que manipular el cubo ni entrar en contacto con los residuos.
  • El proceso de vaciado es más eficiente y rápido, al estar totalmente mecanizado, existir menos recipientes y el residuo encontrarse envasado en recipientes de mayor capacidad, lo que redunda  en una menor incidencia sobre el tráfico rodado, y menores molestias sonoras.
  • Mayor capacidad de depósito de residuos para las personas usuarias, ya que se incrementa la capacidad total en cerca de un 100 % sobre el sistema actual. Cabrán muchos más residuos que antes.
  • Los contenedores no disponen de sistema de rodadura por lo que se  impide o limita su desplazamiento (por personas no autorizadas, la acción del viento...), obteniéndose una mayor ordenación de los recipientes en la vía pública.
  • Al accionarse de forma automática el cierre de las tapas de los contendores (en la fracción resto) se logra que permanezcan cerrados reduciéndose el impacto de los residuos hacia el exterior del mismo (olores, caídas al exterior...)
  • Los contenedores de carga lateral de las fracciones de envases, papel- cartón y vidrio, tienen aberturas en sus tapas que permiten el depósito de los residuos a través de ellos.
  • Además, dada la estructura de los nuevos recipientes, en los contenedores de la fracción envases (amarillos) el diámetro de las aberturas se ha podido incrementar, pasándose de un diámetro de 30 cm a 40 cm, lo que facilita notablemente el uso.
  • En el caso de los contenedores de la fracción resto, la apertura de la tapa puede realizarse tanto mediante el pedal inferior, como accionando el tirador de la tapa, lo que requiere un esfuerzo similar a la apertura de los contenedores de cuatro ruedas actualmente existentes. Además, el 30% de estos contenedores de resto disponen de un orificio de 40 cm similar al existente en los contenedores de la fracción envases, que aumenta su accesibilidad.

Este tipo de sistema de recogida está muy extendido. Ciudades como Barcelona, Vitoria, Valladolid, Sevilla o Valencia ya usan este sistema, en la totalidad o en la mayor parte de las mismas.

Además, se complementa con servicios de repaso del exterior de los contenedores, para el caso de que pudiera aparecer algún residuo.

Fracciones resto y envases

Las zonas en las que se implantará corresponden, en su mayoría, a aquellas en las que en la actualidad se recogen las fracciones de envases y restos mediante contenedores de 800 litros de capacidad, de cuatro ruedas, instalados de forma permanente en la vía pública.

Todas las zonas afectadas están situadas en los distritos de Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro, San Blas-Canillejas, Barajas, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Villa de Vallecas.

Los nuevos contenedores para las fracciones de restos y envases tienen mayor capacidad, 3.200 litros y 2.400 litros, que los actuales 800 litros. El volumen total de los nuevos recipientes se incrementará en un 80% y un 100% sobre el actual.

No disponen de ruedas y están instalados de forma permanente en la vía pública. Los recipientes de restos cuentan con un pedal para facilitar su apertura y, en los contenedores de envases se ha aumentado el diámetro de los orificios por los que se depositan los residuos y la tapa estará cerrada.

Fracciones resto y envases en PAUs

También, aunque en menor medida, en algunas zonas en las que los residuos se depositan en cubos de dos ruedas asignados a comunidades de viviendas o comercios, concretamente en el Ensanche de Vallecas, Sanchinarro, Valdebebas, PAU de Carabanchel y el ámbito comprendido entre las calles: Avenida de los Rosales, calle Americio y calle Uranio, en el barrio de Butarque del distrito de Villaverde .

Las comunidades de viviendas que cambian de los cubos individuales de edificio a este sistema, como el resto, tendrán contenedores a una distancia próxima de sus casas. Ello les permitirá efectuar el depósito de los residuos a cualquier hora del día, no como en el caso de los cubos individuales que sólo podían sacarse a la vía pública en el turno de recogida. En dichas zonas las fracciones papel-cartón y vidrio siempre se han venido recogiendo mediante contenedores instalados de forma permanente en la vía pública, por lo que las vecinas y los vecinos de las mismas ya utilizan el sistema desde hace años para esas fracciones.

Información a la ciudadanía

De forma previa al cambio de sistema, se ha informado a la ciudadanía de las zonas afectadas mediante carteles informativos colocados en los portales de la comunidades de viviendas en los casos de cambio de contenedores de cuatro ruedas de carga trasera instalados de forma permanente en la vía pública a carga lateral; y mediante carta explicativa firmada por la Delegada de Medio Ambiente y Movilidad y cartel en portales, para el caso de cambio de cubos individuales a carga lateral.

Además, en la página web del Ayuntamiento de Madrid, se ha recogido información adicional para que la ciudadanía afectada por este cambio de modelo disponga de la información adicional relevante, relativa a los objetivos y beneficios de este sistema.

No obstante, la implantación en las zonas que cambian de cubo domiciliario a contenedor de carga lateral se ha pospuesto para informar pormenorizadamente a los vecinos y las vecinas sobre el motivo del cambio, las características de este nuevo sistema, sus ventajas, la forma de utilización, así como las ubicaciones de los contenedores.

Fracciones papel-cartón y vidrio

En los distritos de Moncloa-Aravaca, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Tetuán, Latina y Centro se establecerá la recogida de carga lateral para todos los contenedores de papel-cartón y vidrio situados en las calles. En el caso de Centro, también para los envases.

En estos distritos la contenerización de las fracciones envases y resto continúa como hasta ahora, sin modificaciones de ningún tipo.

Los recipientes para papel-cartón y los de envases para el distrito de Centro tienen una capacidad de 3.200 litros y los de vidrio de 2.200 litros.

Calendario de implantación

La previsión* de instalación, por distritos, de los nuevos contenedores para restos y envases es la siguiente:

  • Distritos con el nuevo sistema implantado: Hortaleza, Barajas, San Blas, Villaverde, Usera y Puente de Vallecas.
  • Agosto: Carabanchel, Villa de Vallecas, Ciudad Lineal, Moratalaz y Vicálvaro.
  • Septiembre: zonas de cambio de cubo a contenedor en los PAUs de Sanchinarro, Valdebebas, Carabanchel y Villa de Vallecas.

De forma que en el mes de octubre esté implantada la recogida de carga lateral en todas las zonas previstas de estos distritos.

En los distritos donde se ha implantado la valoración general es positiva, aunque aun se están realizando ajustes para mejorar el servicio.

En cuanto a previsión* de la instalación de los nuevos contenedores de papel-cartón y vidrio, por distrito, se producirá en las siguientes fechas:

  • Distritos con el nuevo sistema implantado:  Fuencarral-El Pardo, Moncloa y Latina.
  • Agosto: Chamberí y Tetuán.
  • Septiembre: Centro (en este distrito también se cambiarán los contenedores para envases).

Las ubicaciones actuales de contenedores pueden sufrir modificaciones, debido a los requerimientos técnicos de los nuevos recipientes.

 * No obstante, estas previsiones pueden sufrir modificaciones puntuales.

Frecuencia de recogida

La frecuencia de recogida de los contenedores de fracción resto es diaria, siete  días en semana, incluso festivos.

La frecuencia de recogida de la fracción envases es cuatro días en semana, de tal forma que no haya dos días consecutivos sin servicio de recogida. En los distritos de Carabanchel, Usera, Villaverde, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas se han instalado en los contenedores de envases sistemas de sensorización electrónicos en tiempo real del grado de llenado de los recipientes, adecuándose, a partir de octubre, la frecuencia de vaciado a la demanda de llenado.

Para las fracciones de papel- cartón y vidrio, la frecuencia se ajusta en función de la respuesta de las personas usuarias que garantice la disponibilidad de espacio libre en el contenedor en todo momento.

Usabilidad

El sistema de recogida de residuos mediante carga lateral es un sistema que ya está implantado en la mayoría de poblaciones españolas por las ventajas que conlleva.

Todos los recipientes de carga lateral instalados cumplen con los requisitos normativos establecidos para este tipo de elementos (EN 12574:2006 “Contenedores fijos para residuos” en su parte 1, 2 y 3) y se ajustan a lo establecido en la “Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados”.

Para la apertura del contenedor de la fracción resto, ésta se puede llevar a cabo bien mediante el pedal inferior, o bien mediante la apertura directamente desde la tapa. En los contenedores se ha serigrafiado en la tapa las instrucciones de apertura.

No obstante, y con el fin de facilitar en determinados casos el depósito de los residuos en el interior del contenedor, se han instalado contenedores de la fracción resto que disponen en la propia tapa de un orificio a través del cual se puede introducir la bolsa de basura, mejorando las condiciones de accesibilidad. Al finalizar el proceso de implantación, al menos el 30 %  de contenedores de esta fracción deberán contar con este sistema.

Por su parte, todos los contenedores de la fracción envases disponen de estos orificios en la tapa que han aumentado su tamaño de 30 cm. a 40 cm.

En cuanto a la limpieza de los contenedores de carga lateral, se efectúa aplicando agua caliente a presión, detergentes y decapantes cuya eficacia garantice la total limpieza del recipiente, eliminándose cualquier resto de residuos, suciedad, pintadas o pegatinas que pudieran existir en el mismo. Dicha limpieza integral se realiza con una frecuencia mínima de una vez cada dos meses y una vez al mes en los de julio y agosto, es decir, 7 veces al año.

Asimismo, al menos una vez al mes, se realiza el saneamiento de los puntos en que se encuentran situados, incluyendo el terreno sobre el que se sitúan, con agua, detergentes y odorantes. Para ello se procede al levantamiento del recipiente para retirar todos los residuos que pudieran existir aprisionados entre el contenedor y el pavimento que, de otra forma, queda oculto de forma habitual o resultan imposibles retirar por medios ordinarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar