Madrid Nuevo Norte

Periodo de Información Pública correspondiente a la aprobación inicial de la Modificación del Plan General de 1997 en los ámbitos de Planeamiento: APR 08.03 “Prolongación de la Castellana” y APE 05.27 “Colonia Campamento” para la definición de las determinaciones y parámetros de ordenación de la Operación Urbanística “Madrid Nuevo Norte”. Enlace al expediente en Información Pública.

La Junta de Gobierno aprobó inicialmente el  jueves 20 de septiembre, la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que desarrolla el proyecto Madrid Nuevo Norte, dando comienzo así a la tramitación administrativa de la nueva ordenación con la que se transformará el ámbito de 2.357.443 m2 de superficie de suelo situado al norte de la Castellana. Tras dicha aprobación, a partir del 1 de octubre da comienzo un periodo de información pública de 45 días, durante el cual, entidades públicas o privadas y la ciudadanía en general podrán presentar alegaciones al documento urbanístico.

La propuesta de ordenación es fruto del diálogo y consenso entre el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la sociedad Distrito Castellana Norte y ha contado con la participación de los vecinos, agentes sociales y económicos y otras administraciones implicadas. Los parámetros finalmente introducidos en este proyecto urbano establecen la edificabilidad total permitida en 2.657.313 m2  distribuida entre los cuatro ámbitos de ordenación propuestos frente a los 3.370.000 m2 del plan redactado en 2015, lo que supone una reducción de 713.631 m2 edificables, un 21 % menos que al planeamiento antecedente. El conjunto de los cuatro ámbitos de ordenación pondrá a disposición de los ciudadanos un total de 390.700 m2 de zonas verdes, 252.094 m2 de equipamientos y 848.617 m2 destinados a viario, lo que supone un total 1,556.211 m2 de suelo con destino a redes públicas.

La edificabilidad destinada a uso residencial asciende a unos 1.050.000 m2, de los cuales 790.000 m2 se situarán al norte de la M-30, junto con actividades económicas comerciales y de servicios terciarios (hasta unos 390.000 m2), mientras que la edificabilidad destinada a uso terciario (1.040.000 m2) mayoritariamente de oficinas se localizará vinculada a la propia estación de Chamartín al sur de la M-30,  coexistiendo de forma integrada con 260.000 m2 edificables destinados a uso residencial para resolver así la transición con los barrios del entorno próximo.

El total de viviendas previstas es de 10.500, de las cuales un 20 % serán protegidas (2.100 aproximadamente), frente al 10 % del total que contemplaba el plan de 2015. De acuerdo con las cesiones obligatorias establecidas, el Ayuntamiento de Madrid dispondrá de unas 4.000 viviendas para desarrollar políticas públicas de vivienda.

El documento urbanístico que supone la recuperación de la iniciativa pública y los procesos de participación ciudadana en la dirección, coordinación y diseño de operaciones urbanística con una significativa incidencia territorial, presenta el desarrollo de los siguientes contenidos fundamentales:

  • Creación de cuatro ámbitos de actuación diferenciados: al sur de la M-30 la estación de Chamartín (APR.05.10)  y el Centro de Negocios de Chamartín (APE 05.31) y al norte de la Calle 30 los ámbitos de actuación Malmea-San Roque-Tres Olivos (APE 08.20) y Las Tablas Oeste (APE 08.21); haciendo así viable y gestionable la propuesta de ordenación.
  • Potenciación de la estación de Chamartín como elemento central del nuevo Centro de Negocios de Madrid, junto al nuevo intercambiado modal previsto en Mauricio Legendre.
  • Planteamiento de un modelo de movilidad 80% transporte público-20% vehículo privado planteando una significativa limitación de aparcamiento en el futuro Centro de Negocios, con objeto de potenciar la movilidad en transporte público.
  • Planteamiento de la mejora en la cualificación y cuantificación del suelo destinado a Redes Públicas tanto de carácter local como general, para así atender a las necesidades del entorno urbano en el que se insertan posibilitando mejorar los déficits y necesidades urbanas existentes. 
  • Concreción de los usos pormenorizados del suelo fijando los usos terciarios (60,5%) y residenciales (39,5%) eliminando así las incertidumbres de planes antecedentes.
  • Potenciación de políticas de vivienda pública municipal mediante la fijación del 20% de la edificabilidad residencial con destino a vivienda con algún tipo de protección pública.

Estos objetivos se complementan con criterios relacionados con el nuevo marco de sostenibilidad y con el modelo territorial del Ayuntamiento de Madrid: cohesionar y reequilibrar la ciudad; regenerar y recuperar el espacio urbano y el patrimonio; promover el acceso a una vivienda digna; mejora del tráfico, de las infraestructuras para la movilidad rodada y el aparcamiento; fijación de una estrategia de intervención en relación con la movilidad y el transporte público y mejorar la posición de Madrid entre las grandes ciudades globales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar