Plan de Poda del Arbolado de Zonas Verdes y Viario. Campaña 2019/2020

Responsable del contenido: Dirección General de Gestión del Agua y Zonas Verdes

Fecha de actualización: 31 de diciembre 2019

Periodo: 4 de noviembre de 2019 a 15 de marzo de 2020

Unidades previstas a podar: 14.302 unidades, de las que 5.512 están en zona verde y 8.790 en el viario. No obstante, el plan puede sufrir modificaciones por circunstancias sobrevenidas no previstas en el momento de su elaboración.

Objetivos

El plan de poda para esta campaña de invierno se ejecutará durante los meses de noviembre a marzo. El objetivo principal es reducir el volumen y altura de las copas de los árboles que presentan estructuras descompensadas, voluminosas o ramas quebradizas. Se incidirá sobre todo en árboles envejecidos y de gran altura, así como en especies del tipo olmos (Ulmus sp), plátanos (Platanus sp), pinos (Pinus sp.) y acacias (Robinia pseudoacacia y Sophora japonica), que son las que más incidencias de ramas caídas han tenido.

Los trabajos se realizán bien por zonas y calles enteras o por tramos, de forma que todo el arbolado de un mismo ámbito quede podado, optimizando así los recursos disponibles (personal, medios, rendimientos...).

También se procederá a la tala de todos los árboles que presentan un estado deficiente reduciendo el riesgo de vuelcos y fracturas. A su vez se eliminarán las incidencias que produce las ramas en fachadas, infraestructuras, señales, etc. 

Criterios de ejecución de poda

Los criterios de ejecución de la poda están basados en las directrices marcadas en el  Pliego de prescripciones técnicas del contrato integral de gestión del servicio público de limpiezas y conservación de los espacios públicos y zonas verdes. Son actuaciones puntuales adaptadas a las necesidades de cada árbol y que consisten principalmente en: 

  • Eliminación de las ramas bajas que inciden en el paso de peatones, tránsito de vehículos y transporte o en la señalización viaria
  • Limpieza de ramas secas, rotas, mal formadas o en deficiente estado fitosanitario
  • Supresión de chupones y muñones
  • Acortamiento de ramas con excesivo peso o longitud, que representen un riesgo de rotura, descargando peso y evitando su desgarro y caída sobre personas o bienes
  • Pinzado de ramas que favorecen la inclinación, aligerando peso y buscando la verticalidad de su estructura
  • Pinzado de ramas que inciden en ventanas, fachadas, tejados, farolas, estructuras, instalaciones, cables eléctricos o cualquier otro servicio que pueda acarrear daños a los mismos
  • Pinzado y limpieza de ramas que impiden la correcta visibilidad de los semáforos o señales de tráfico, orientando y equilibrando su copa
  • Formación de la estructura de copa en el arbolado joven
  • Orientación y reestructuración de copa de árboles consolidados que han perdido su estructura y reformar aquellos mal conformados
  • Equilibrado de copa

Todas estas actuaciones se deben ejecutar respetando al máximo la biología del árbol y adaptando el tipo de poda a la forma, estructura y características de cada especie.

Elección de zonas y calles

Para la selección de zonas y calles a incluir en la campaña de poda se inspeccionan todas las zonas verdes y todos los viales con arbolado para detectar aquellas que tienen árboles con mayor necesidad de poda, priorizando arbolado con: 

  • Estructuras ahiladas, inclinadas y desequilibradas
  • Fustes con cruces altas y brazos muy ahilados, con necesidad de rebaje de copa que evite el efecto vela
  • Arbolado en aceras estrechas con incidencias destacables en fachadas
  • Mal estado vegetativo y fitosanitario, con abundante ramaje seco o pudriciones, que precisan un saneado de copa y descarga de peso para evitar fracturas
  • Copas con gran volumen y peso

Paralelamente a la campaña de poda, también se realizarán las actuaciones de arboricultura precisas para subsanar las situaciones de urgencia que surjan como consecuencia de temporales, accidentes, vandalismo, caídas de ramas, rozamientos con estructuras o servicios, ramas bajas que obstaculicen el tránsito de peatones o vehículos, brotes que tapen semáforos, etc.

Señalización y comunicación

Con 48 horas de antelación, se procederá  a la señalización de la zona donde se va a podar para conocimiento y retirada de los vehículos aparcados. Se tomarán todas las medidas de seguridad precisas para evitar cualquier perjuicio a los vecinos ajustándose en todo momento a las disposiciones legales vigentes.

El plan de poda será divulgará a través de la web municipal y se comunicará vía nota de servicio interno a:

  • Juntas Municipales de Distrito
  • Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación

Se comunicará semanalmente la previsión de calles a podar a la Sección de Régimen de Circulación y a Policía Municipal, Tráfico e Infraestructuras, para su conformidad y en previsión de los posibles problemas que pudieran surgir en el desarrollo de su ejecución.  Dicho comunicado se publicará en la web municipal para conocimiento de los ciudadanos.

Semanalmente se publica en la web municipal la relación de los viales afectados por los trabajos de conservación del arbolado viario y zonas verdes. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar