Diagnóstico

No siempre es fácil su detección, a menudo, el propietario de la vivienda afectada sólo se percata cuando la infestación es importante.

Frecuentemente, el primer indicio es la presencia de larvas viables o de sus restos de muda (aspecto de "camisas" o vainas de exoesqueleto), usualmente cerca de rodapiés, interior de cajones de ropa de armarios, bajo tarimas, etc...

En otras ocasiones, su presencia puede estar relacionada con nidos de aves, presencia de cadáveres animales, etc.. donde estos escarabajos se alimentan.
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar