Prevención y control

Son de aplicación en este caso muchos de las recomendaciones y consejos incluidos en la ficha Control integrado de plagas y en la ficha Mosquitos.

Condicionada por su peculiar biología, la prevención frente a mosquitos se basa fundamentalmente en:

  • Mantenga controlada su mascota. Los perros deben ser objeto de supervisión veterinaria periódica.
  • Desparasite externamente de modo regularmente a las mascotas. Ciertos preparados insecticidas de uso veterinario hacen más improbable la picadura del phlebotomo. Jamás utilice sobre animales insecticidas de uso ambiental (toxicidad).
  • En zonas endémicas, los perros deben dormir en interiores, a salvo de la actividad crepuscular-nocturna de estos vectores. Recuerde que los phlebotomus pueden atravesar ciertas "telas mosquiteras".
  • Mantenga su vivienda libre de depósitos de leña, mobiliario y otros enseres que pudieran ofrecer cobijo al insecto.
  • Controle eficazmente o haga que le controlen eventuales infestaciones por ratas-ratones (madrigueras).

Si su perro es diagnosticado, usted debe entender que asume un compromiso hacia su propio animal y hacia la sociedad. Un perro no tratado es un foco de infección (picaduras de phlebotomus) para otros animales y para el hombre. Recuerde en este sentido que los niño y las personas inmunocomprometidas resultan especialmente sensibles a la leishmaniasis.

Nota: Si usted tiene previsto viajar fuera de España, no dude en consultar (sanidad exterior) respecto a posibles riesgos vectoriales en destino.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar