Biología y habitats

Las mosquitos son insectos de metamorfosis completa que presentan un curioso ciclo vital. La mayoría de ellos requieren la presencia de agua como factor clave para el desarrollo completo de su ciclo vital.

Las mosquitas fecundadas depositan sus huevos en aguas (normalmente requieren aguas estancadas y con cierto contenido de materia orgánica). Los huevos dan lugar posteriormente a larvas de vida estrictamente acuática. Pasado un cierto tiempo, esas labrase transforman en una forma quiescente que no se alimenta ( pupa ) que, finalmente, evolucionará en mosquitos adultos. Los machos adultos son normalmente fitófagos (realimentan de plantas), mientras que las hembras van a requerir picar animales (el alto contenido proteico de la sangre estimula la producción de los huevos) para poder reanudar el ciclo biológico.

En general (especialmente en el caso de clima de Madrid), los mosquitos son estacionales (actividad de adultos coincidiendo con primavera-verano climatológicos).

Algunas curiosidades

Existen cientos de especies de mosquitos diferentes, cada una presenta sus peculiaridades biológicas; como ejemplo:

  • Ciertos mosquitos pican de día. La mayoría sólo lo hacen en el crepúsculo noche.
  • Ciertos mosquitos pican en exteriores (exófilos), otros prefieren hacerlo en el interior de las casas (endófilos).
  • Los insectos que transmiten la leishmaniosis humana y animal (canina) no son mosquitos. Técnicamente hablando se trata de moscas (Phlebotomus spp). 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta su uso, pulse aquí para más información.

Cerrar
Subir Bajar